• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  976 29 87 87

Promocional de alta montaña a Vallibierna

Los días 11 y 12 de mayo la seccion de alta montaña organizó una salida promocional a Vallibierna, aqui teneis la crónica y las fotos.

"El día en el que me convertí en mejor persona"

No fue muy grande el madrugón del sábado 11 de mayo para encontrarnos el punto habitual de salida de Zaragoza  y muy puntuales, acudíamos todos a la zona de encuentro para poner rumbo a Benasque y Plan dela Senartano sin antes parar a rellenar nuestros estómagos con un buen almuerzo en Campo.

Desde el segundo 0 se vio que el ambiente iba a ser sensacional y que las buenas vibraciones serían las constantes del fin de semana.

Subir al Pirineo para todos los inscritos y monitores es siempre gratificante, pero hacerlo entre amigos en un ambiente tan especial, significa mucho  más.

Con los huevos fritos, bocatas, pancetas, vinos con gaseosa, cervezas, tortillas,... en la garganta casi sin digerir,  llegamos al Plan dela Senartacon un sol radiante que animaba nuestro quehacer preparando las mochilas y revisando todo el material bajo la atenta mirada de los monitores.

Y así arrancamos por la pista que asciende paralela al barranco de Vallibierna con destino al Refugio de Pescadores a algo más de1.950 m. de altitud. No era una aproximación muy larga pero el peso de las mochilas y el calor de la ascención pasaban factura pero la vista de nuestro objetivo a lo lejos: las puntas de Vallibierna y pico Culebras y el buen humor, superaron con creces cualquier sombra de nuestros corazones.

Y paso a paso, en poco más de 1h 50 minutos nos plantamos en el refugio donde comimos algo y bebimos mientras "ocupábamos" de forma material el refugio con todos nuestros enseres: sacos, infiernillos, comida,... No nos faltaba de nada y se estaba de lujo en los alrededores del refugio: poca gente, día soleado, viento en calma,...

Esa misma tarde, tocaba realizar una breve aproximación en busca de un punto donde poder pasar el barranco buscando la cara norte del  Vallibierna. No parecía una tarea sencilla: los mapas avisaban de una zona de paso pero nosotros deseábamos atravesar el barranco más al este y no encontramos nada. Una  zona algo más estrecha con algunas piedras grandes, nos indicaron que podía ser la zona de paso y de esta forma el equipo de "pontoneros" de Pirineos se puso manos a la obra para hacer con diferentes troncos de los alrededores una precaria y sencilla pasarela que sin duda nos permitiría atravesar sin mayor dificultad el barranco. Un perfecto trabajo en equipo lograba el objetivo en medio de las típicas y simpáticas bromas. Un momento especial que une a los grupos y que permite estrechar lazos.

Finalizada la tarea cuales castores pirenaicos, regreso al refugio a descansar y preparar las cosas de la cara al día siguiente. Una cena típica de montaña pero tamizada con los gustos personales de cada uno, nos dio energía y nos permitió gozar de un rato de relax, previo a los últimos preparativos y antes de acostarse.

Varios del grupo durmieron en el refugio  y otros prefirieron vivaquear. Alguno incluso durmió en tienda. Fue una noche de calma total donde la temperatura bajo hasta los -3º lo que hizo que los valientes que durmieron fuera se despertaran con sus sacos totalmente escarchados con una fina capa de hielo que los cubría. Eran las 4 de la mañana y tocaba despertarse y desayunar. Hacía frío pero el día estaba despejado y todo apuntaba a un gran día de montaña.

Tras realizar un depósito de material, sobre las 05:30 nos echábamos a andar con dirección a nuestro "paso". En unos 30 minutos llegamos a la zona de paso del barranco, justo el lugar donde nos juntábamos todos. Alguno "metió la pata" en el agua pero una vez atravesado el barranco y escasos metros más arriba paramos a ponernos todo el material: cascos, arnés, piolet, crampones... Iniciábamos así el tramo ascendente por nieve que nos llevaría al corredor que nos pondría en la cresta somital, primer objetivo del día.

Perdíamos aquí a un miembro del grupo que por malestar decidió darse la vuelta y regresar al refugio. Se llevó una emisora y su labor fue importante transmitiendo tranquilidad desde la seguridad del refugio de Pescadores.

El resto del grupo continuó ascendiendo y en la entrada del corredor nos reagrupamos para iniciar la ascensión en "procesión". Un bonito corredor de nieve con rampas del 40 al 45º con una nieve dura en perfecto estado y de unos150 metrosde largo que hizo las delicias de los más experimentados pero que todos disfrutamos. Quizás los gemelos de alguno/a no lo agradecieron pero al final todos pasamos para reagruparnos al final del corredor, justo en la entrada del último tramo cimero y que prometía grandes emociones.

Tras un breve descanso para comer algo e hidratarse, tocaba el aéreo tramo final de cresta totalmente nevado que nos separaba de la cima del Vallibierna y allí que nos fuimos siguiendo los pasos de los monitores que en todo momento velaban por el resto del grupo. Todos logramos hacer cima. 15 personas que casi no cabíamos disfrutamos de esa extraña pero agradable sensación que uno experimenta cuando sube a un pico. Para alguno era su primer 3000 y logrado además en invernal. Para todos ellos, enhorabuena por vencer los miedos y cansancio. Pensamos en atravesar el afamado Paso del Caballo que separa el Vallibierna del Culebras pero con un grupo tan numeroso, lo mejor era regresar no sin antes detenernos a realizar la foto "HUESITOS" y disfrutar de las magníficas vistas que este privilegiado pico nos ofrecía.

Pero el día no acababa ahí. Hay que volver a casa y para ello lo primero es bajar del pico rumbo al refugio de Pescadores. Esta vez atravesar la cresta fue más sencillo. Vencimos nuestros miedos!!!. El día empezaba a ser caluroso y el sol apretaba fuerte reflejando en la blanca nieve toda su fuerza de luz y calor. El descenso lo acometimos por su cara este, por la vía normal... Unas largas rampas de nieve que nos llevaría hacia el collado de Vallibierna y de allí por el GR11 ala Pletade Llosas antes de dirigir nuestros pasos de forma definitiva, al refugio de Pescadores donde todos llegamos satisfechos por el trabajo y el esfuerzo realizado. El cansancio pero también la satisfacción eran evidentes en nuestras caras.

Y dimos con nuestras piernas en el refugio donde bebimos, comimos algo y para dolor de nuestras espaldas, recogimos todo el material, lo metíamos en los macutos y arrancábamos pista abajo con destino al Plan dela Senartadonde esperaban los coches. Está conocida pista tiene unos8 kilómetrosque a alguno le parecieron una eternidad y donde los dolores asomaban ya tras una larga jornada de montaña: la espalda, rozaduras en los pies, cansancio, calor,... Todo parecía reunirse y apartar nuestro destino que parecía más y más lejos pero a pesar de todo, 1 hora y unos 35 minutos más tarde llegábamos a los coches.

El trabajo estaba realizado y solo tocaba el último y deseado esfuerzo: una cerveza bien fría comentando el día y las sensaciones particulares de cada uno. No realizamos ninguna súper gesta, no coronamos ningún pico de dificultad exagerada, las distancias recorridas no fueron marcianas,... pero de verdad que fue una actividad que nos solicitó un buen esfuerzo y que por lo tanto todos podemos sentirnos muy orgullosos de lo conseguido: nuestro triunfo personal pero por encima de todo compartido con gente de bien que seguramente nos hizo a todos mejores personas.

Pepe Barbany

Fotos: Lorena Julean, Héctor Maestro, Daniel Gracia “Porta”

 

                

Asociado a

logosfed

Lista de correo

Suscríbete a la lista de correo para recibir puntualmente las noticias del Club