• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  976 29 87 87

Crónica salida alta montaña a Peña Retona, mayo 2015

Se trata de una de mis primeras salidas de alta montaña con el club. Soy de los nuevos, hice el curso con Félix y con Victor, y he ido combinando el esquí de travesía con la montaña sin esquís. 


Cuando nos dijeron el sábado que nos levantaríamos a las 5 para estar desayunando a las 5 y cuarto, pensamos en el único baño que teníamos para todos y alguno se puso la alarma un cuarto de hora antes...

Después de un sábado de descubrir el Arco de Piedra, y descolgarnos rapelando para tranquilizar a los responsables de nuestra seguridad, el domingo nos regaló una meteo agradable que nos acompañó durante toda la actividad. 

Nuestros monitores consiguieron la llave de la barrera que protege el acceso a la pista por la que se realiza la aproximación, y nos ahorramos una buena hora de andada. El trayecto nos proporcionó unas vistas impresionantes de La Partacua al amanecer.

Abandonamos el camino y, tras una subida por el pedregal de la morrena de la Canal Ancha, calzamos crampones y tocamos nieve. Regulación térmica para los que salieron abrigados en un amanecer bastante fresco. 

Subimos sin problemas estirándose al grupo hasta llegar a una diferencia de unos 200 metros entre la cabeza y la cola. Sensaciones interesantes al pasar entre las paredes mientras la pendiente iba aumentando. La nieve primavera trasformaba conforme el día avanzaba y ganábamos altitud, de manera que apenas encontramos hielo.

La trepada al final de la canal, sin dificultad, se sumó al cramponaje previo y el rapel posterior, haciendo que la actividad alpinista fuera muy completa. 


 
La cima, amplia y despejada nos dejaba ver el Puerto Rico al alcance de los crampones: soberbia pala al Sur y pared vertical al Norte.
Encontramos una inscripción en una piedra que rezaba: "OUE ENFIN A LA PEÑA RETONA". Que es un coloquialismo francés que se traduce: "Sí, por fin en la Peña Retona".

El descenso en rapel con 18 personas llevó su tiempo y algún descensor volador que desapareció dando saltos, incidente que dio mucho de sí en el descenso con el consiguiente "cachondeo".

La bajada por la Canal sin problemas. Con cuidadín al inicio ya que la pendiente rondaba los 45º pero luego, más tendida, nos fuimos confiando y ganando rapidez.

Tengo que agradecer a Felix, a Victor, a Dani “Porta” y a  Alberto su esfuerzo para que la actividad fuera interesante, segura y didáctica para los que tenemos menos experiencia. He aprendido más en dos días que en varios años de montaña. También hay que decir que el curso tuvo mucho que ver, y que la teoría se fija mejor cuando ya has experimentado antes la montaña. Solo hay que practicar las técnicas para que no se olviden en épocas de poca actividad.
Un gusto y buenas sensaciones que te dejan con ganas de repetir. 
Toño Sopesens

Asociado a

logosfed

Lista de correo

Suscríbete a la lista de correo para recibir puntualmente las noticias del Club