• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  976 29 87 87

Crónica salida alta montaña Punta Suelza

Crónica de una salida anunciada por la sección de Alta Montaña y que nos llevaría a subir Punta Suelza, en el valle de Urdiceto, y con ello dicha sección culminaba un año lleno de actividades varias, con un gran sabor de boca en cada una de ellas.Así que antes que nada, agradecer a la sección este año que nos ha brindado lleno de montañas, conocimiento y diversión.


Comenzamos en Zaragoza, como si no. Quedada a las 7.00 en el CPS y partiendo hacia L’Ainsa a por el deseado almuerzo contundente, como se acostumbra en estas salidas. Momento también que sirve para juntarnos todos y en algunos casos hacer las oportunas presentaciones. Una vez que ya nos hemos cascado los huevos y otras viandas, retomamos la carretera hasta el camino del ibón de Urdiceto, poco después de pasar Parzán e indicado sin lugar a duda alguna. Allí, al pie de pista aparcamos los autos y nos preparamos para abandonar el mundanal ruino durante dos días; el grupo los formamos cuatro monitores y diez jóvenes ansiosos por aumentar conocimiento y experiencia en la montaña. Somos un grupo mixto y variado de personalidades, todas de ellas bien cimentadas para disfrutar de esta experiencia como ha quedado demostrado.


Este día va a transcurrir por una larga pista para salvar un desnivel de 1.200m. hasta el refugio de Urdiceto, recientemente remozado por la FAM, y que cuenta con 2 amplias estancias: una inferior con mesas, bancos y estufa, y la superior equipada con somieres y colchonetas. También dispone de emisora de emergencia. Fetén oigan!!!
Recorremos la pista con algún culetazo y flexión sobre ella, provocada por la aparición de placas de hielo y buena cantidad de nieve, que nos hace tomar un poco de precaución sin tener que equiparnos para superarla sin ninguna dificultad. Destacar la estación eléctrica que parece sacada del filme “Hotel Budapest”…  Bonito recorrido salpicado con cascadas heladas (observadas y analizadas detalladamente por los amantes de las mismas); mientras a nuestra espalda van apareciendo las cumbres de los valles de Pineta, Ordesa y Chisagües. Destacando las tres Marías y las tres Sorores, que buena compañía.
Una vez arribados y para no caer en la monotonía; tras realizar el check-in en el refugio (es libre) , localizar agua y hacer una reconocimiento del entorno. Descubrimos nuestros primitivos orígenes  con el descubrimiento de unos troncos semi-enterrados; se inician las más variadas artes para hacerse con ellos por partes y así poder nutrir la estufa: método trufero y aizkolari vienen a ser los triunfadores y gracias a ello la noche la haremos alrededor del fuego.


Damos paso al segundo día, de ataque a cima… también de ataque a una esterilla por parte de un maldito roedor, que teniendo todo tipo de alimentos a su disposición gusto más por tan extraño manjar!!!
Tras desayunar y preparar mochilas realizamos la comprobación de los arvas, estando todos OK. Nos ponemos los crampones (revisados el día anterior y habiendo solventando algún problemilla con gran maestría y un magnífico imperdible). 
Mañana despejada, montaña elegante, es momento de empezar a gozar. Con los macizos de Posets-Espadas y Bachimala como testigos vamos a por nuestro objetivo, Punta Suelza.


Camino con nieve primavera al comienzo hasta llegar a la pala que nos llevará hasta el collado. Ascendemos por cara Norte, encontrando una nieve buena por la que subir teniendo buen agarre para los crampones. Ya en la parte final, toca una zona de mixto, donde placas de hielo se confunden con las piedras, lo cual nos lleva algún susto y a perder una pala (…por la pala…). El grupo de sabios analizada la subida tomara la acertada decisión de variar en la bajada, tomando una alternativa más fácil y así evitar un riesgo ( grandes lecciones que no tienen precio). Avituallamos en el collado y ya, por la cara Sur, afrontamos  la subida hacia cima: primero por parte de pedriza  pero en seguida aparece nuevamente la nieve que no nos abandonará hasta la cima!!! Allí, abrazos y arrumacos , fotos y alegría, mucha alegría. Cima soleada y sin viento, vistas que alcanzan hasta el Moncayo. Reponemos fuerzas y afrontamos un descenso con la concentración requerida hasta volver al refugio….hubo que recoger un par de cosillas que cayeron como comenté por la pala, con premio extra para los que realizaron esta tarea, que termino con un éxito del 100%.


Ya nuevamente en el refugio reponemos fuerzas, recogemos nuestros enseres y el  refugio es dejado tal como lo hayamos ( con 2 garrafas de 5l que nos vinieron geniales para hacer acopio de agua). Partimos ya hacia el final, recorriendo la primera parte con los crampones y tomando una variante que nos hace ganar un poco de tiempo, da diversión y muestra que en la montaña hay que tener un Centro di Gravita Permanente como cantó el gran Franco…Battiato
Y, esto fue casi todo….casi, porque en Parzán nos esperaban unas jarras de cerveza y refrescos con los que pasar unos sabrosos bocatas y unas sorprendentes navajas!!!!

texto: Alberto Gracia
fotos: Félix Escobar/Víctor Maestro

 

 

suelza 12 13 diciembre 2015 from empujatrenes on Vimeo.

Asociado a

logosfed

Lista de correo

Suscríbete a la lista de correo para recibir puntualmente las noticias del Club