• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  976 29 87 87

Crónica Pico Otal

La ascensión al Pico Otal de 2700 y el Pico Fenez era la última programada de alta montaña por el club esta temporada 2021. No se pernoctaba en montaña, así que mochilas ligeras, eso sí, con piolet y crampones que durante la semana ya había nevado, asi que toco madrugón, todos a las seis en Hotel de Norte, excepto Mariano y Alberto que nos esperaban en Torla.

Tras dos horas de animada charrada, en el coche, relatando anécdotas, batallitas y proyectos montañeros, nos reunimos ya todo el grupo en el ahora desierto parquin del Centro de Interpretación de Torla, donde tras pasar lista rápido, marchamos al punto de salida en las proximidades del camping de Bujaruelo. Ahí al bajar de los coches nos quedamos sorprendidos del fuerte viento que reinaba.

otal 1

Mientras terminábamos los últimos preparativos, Víctor se adelantó para buscar el arranque del sendero, una vez localizado, nos unimos a él, eran ya las 8:30. Empezamos caminando por el bosque, por un sendero que no daba tregua, protegidos de la furia del dios Eolo, y disfrutando de los colores otoñales, andando sobre un tapiz de hojas caídas.

Félix arranco a buen ritmo, lo que hizo que pronto nos sobrara ropa. Casi sin darnos cuenta, el sendero del bosque terminó en montaña abierta, sobre la cuota de 1700 mts, con un día soleado y de ráfagas de aire frio. Ahí nos dirigimos hacia una banda rocosa, donde nos asomamos a una profunda sima denomina para los espeleólogos la T1, en la cota de 1950ms, según los especialistas es de las más profundas del planeta con 1300 ms de desnivel.
otal 2

Serpenteando por un camino definido, nos fuimos acercando a las primeras manchas de nieve, que en un principio no revestían problemas, pero conforme subíamos, el manto lo fue cubriendo todo, era una nieve inestable no compactada, y en la primera dificultad que encontramos, cambio de valle, en una pequeña cresta, se optó por calzarnos los crampones y tirar del piolet.

otal 3

Seguimos avanzando, hasta quedarnos en un punto de encrucijada, con reflexión y decisión de nuestros guías: si subíamos por la cresta, dado el fuerte viento, era una ruta expuesta y muy arriesgada, la otra ascender directos por la canal, pero no estaba en condiciones favorables, se podría haber ascendido, aunque el descenso hubiera obligado a montar algún rapel.

otal 4

Asi que se decidió, bajar hasta enlazar con el sendero al Pico Fenez, donde en su base pudimos asomarnos a una de la cueva helada de Fenez (cota 2270 ms) también pudimos admirar la Placa Lisa del Pico Fenez.

otal 5

Vista la hora que se había hecho, y como acorta el día, se optó por no subir al Pico Fenes y tomar el camino de descenso. Descenso que se convirtió en una especie de carrera por salir de la umbría y alcanzar la zona soleada, y que a pesar del ritmo no alcanzábamos. También en este tramo, fueron numerosas las “culadas” y risas posteriores sobre la nieve inestable, pagándose a ronda cerveza la caída, aunque hubo un momento que ya pensamos que no habría cajas de cerveza suficientes en Torla.

otal 6

Volvimos a sumergirnos en el bosque, donde hicimos una parada para comer, almorzar o merendar…… no se paró en todo el día, fuimos comiendo lo que se llevaba en los bolsillos, barritas, frutos secos, algún gel. La parada en el bosque fue el momento más relajado y más tranquilo de la jornada, aunque conversación poca, se movía la mandíbula para ingerir alimento, y no para comunicarnos. Nos pusimos en marcha y en poco tiempo llegamos al parquin donde se decidió ir a Torla a tomar las merecidas cervezas. Nuestros guías, expertos en todo, (o casi) se sabían un bar con buena cocina donde no solo nos bebimos la merecida cerveza y otros refrescos, y vista la carta, algunos optamos por repetir merienda. Ahí, ya en un ambiente más distendido nos intercambiamos fotos, impresiones del día y proyectos de cara al invierno.

otal 11

Un día agradable con muy buena compañía, no se hizo cima, pero como dijo Maurice Herzog, No es quien más alto llega, sino aquel que influenciado por la belleza que le envuelve, más intensamente siente.

otal 12
 
Texto: Luis Vallés
Fotos: Sección Alta Montaña Club Pirineos

Asociado a

logosfed

Lista de correo

Suscríbete a la lista de correo para recibir puntualmente las noticias del Club