• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  976 29 87 87

Crónica: La Maladeta (Pireneístas sin Fronteras)

 El pasado 17 de Febrero nos reunimos para compartir la salida promocional que nos ofrecía el Club Pirineos, una actividad de Alta Montaña y a su vez propiciar encuentros pireneístas con el Club Francés “Club Alpin Francais de Pau”

El punto de encuentro fue el Hotel Norte en Villanueva de Gállego a las 8 de la mañana para emprender viaje a Benasque, dónde teníamos previsto reunirnos con nuestros compañeros franceses.

Una vez allí hicimos toma de contacto, y cómo no, cogimos fuerzas con unos buenos huevos fritos con longaniza e hidratándonos muy bien para que nuestros compañeros franceses sepan las buenas costumbres españolas.

Nos acercamos hasta el aparcamiento de Los Llanos del Hospital y desde allí calzamos las raquetas y emprendimos marcha hacia el Refugio de “La Renclusa”. De camino pudimos contemplar todo el valle en sus condiciones invernales más preciosas, un gran manto de nieve cubría todo. En el recorrido nos cruzamos con esquiadores de fondo y demás curiosos que disfrutaban del paisaje.

Maladeta Jorge Alvarez 4

 

Una vez llegados a La Renclusa, nos daba la bienvenida un buen anfitrión “El perro de las nieves” un gran guardián del refugio que adelanta a sus amos la llegada de nuevos huéspedes. Nos cogimos taquillas para dejar todo el material, y nos asignaron la habitación “MALADETAS”, esto era una señal de que íbamos a conseguir nuestro objetivo.

Una vez acomodados, nos juntamos en la sala común del refugio para entrar en calor y comentar la actividad que nos esperaba al día siguiente. Entre cervezas divagábamos si la predicción de la meteo nos iba a respetar, además de informarnos bien del riesgo de aludes, ya que en principio el nivel era bastante alto.

En dicha sala, había expuestas fotos de las primeras ascensiones que se realizaron de los picos más emblemáticos de la zona, e indagando un poco fue el médico ruso-germano Johan Jacob Wilhem Friedrich Parrot llegó en 1817 a los Pirineos, era ya un científico reputado gracias a sus trabajos de registro de altitudes en los Alpes. No tardó en allegarse a Luchon, interesado en  el Macizo de Las Maladetas.

 

Parrot salió rumbo a la que entonces se creía “techo” de la cordillera el 28 de septiembre de 1617, acompañado por un cazador, carpintero y guía local de sesenta y un años, Pierre Barrau, Pierrine, que ya había participado en anteriores tentativas a la montaña apodada la “Mala de Aragón”.

 

Tienen expuestas unas cuantas fotografías y te puedes hacer un “poco” a la idea de las condiciones que realizaban las ascensiones, sin duda grandes aventureros y “tipos muy duros”.

 

 Maladeta Jorge Alvarez 2

 

Compartimos cena con más grupos que pernoctaban en el refugio, y otros que no, el grupo militar que estaban por la zona realizando pruebas de alto rendimiento, nos dejaban perplejos contándonos que dormían en iglús hechos por ellos y ascendían con mochilas bien cargadas para sus entrenamientos.

 

Nos levantamos el domingo llenos de energía y ganas para emprender la actividad. Siendo muy optimistas con la meteo prevista, pudimos contemplar un precioso amanecer de todo el valle, cielos despejados y ligeras rachas de viento. Dado que la noche había sido muy fría, el rehielo de la nieve nos permitió dejar las raquetas y emprender camino con crampones.

Maladeta Adrian Jurado 2

 

Comenzamos la actividad a buen ritmo para entrar el calor, en un par de horas estábamos en la base del corredor de la Rimaya. Empezaban a entrar nubes de norte, y fuertes rachas de viento, por lo que al ir en grupo grande aligeramos todo lo posible el ascenso por el corredor. Una vez superado el corredor el equipo llegamos a la cima unos metros más arriba, las condiciones de fuertes rachas de viento y niebla no nos permitieron disfrutar de las vistas por lo que dimos grito de guerra y empezamos el descenso. La bajada del corredor se hizo dura ya que el frío extremo y la ventisca no ayudaban, pero fue todo un éxito gracias a los monitores que nos guiaron y apoyaron en todo momento para superar estos pasos un poco más complicados.

Maladeta Adrian Jurado 1

 

De bajada hicimos parada de nuevo en La Renclusa para recoger las cosas que habíamos dejado, y comer un poquito para continuar con el camino hacia los Llanos. La bajada tuvo mucho encanto, una ligera nevada continua nos acompañó todo el camino, lo que nos permitió disfrutar de todo el valle para nosotros.

Llegamos a los coches muy contentos, de la gran actividad que habíamos compartido, del buen ambiente que hubo en todo momento y la suerte de poder aprender todos de todos, y en especial de nuestros monitores.

Maladeta Jorge Alvarez 6

La cronica esta escrita por Angela Cerezal.

Las fotos son de Adrian Jurado y Jorge Alvarez.

El video que viene a continuación es de Pepe Barbany.

Asociado a

logosfed

Lista de correo

Suscríbete a la lista de correo para recibir puntualmente las noticias del Club